Línea Nacional 018000 527 111

Sollamascotas

Nutrecan, Sabuesos, Q-ida Can | Nutrecat, Smart, Q-ida Cat

CRIOLLO

El gato doméstico común, callejero, mestizo o criollo, proviene de sus ancestros egipcios. Deriva directamente del gato montés africano y se supone que ha tenido también la inclusión de genes del gato de la jungla africana.  Conserva, en parte, características de sus hermanos salvajes: es muy inteligente, hábil cazador y tiene gran capacidad de adaptación a los cambios. Son el resultado del cruce entre gatos de diferentes razas o hijos de gatos que hayan resultado de uno de esos cruces

Y aunque es algo tímido y desconfiado con los extraños, si se ha socializado correctamente con el animal en sus primeros meses de vida, será afectuoso y una excelente compañía para sus propietarios.

Suele vivir unos 15 años y a partir de los 19 meses se considera que se encuentra en la edad adulta, siendo la etapa púber entre los 11 y los 18 meses de vida.

Este felino no requiere excesivos cuidados. Es un animal muy agradecido y fuerte, resistente a las enfermedades, juguetón y sociable, que en poco tiempo será el mejor amigo de toda la familia. Siglos de convivencia con el hombre lo avalan.

Si quieres adoptar un gato ten en cuenta a estos felinos que también necesitan de un hogar. Tienes la ventaja que no te costará nada ya que es común que regalen gatitos en las casas, o que anden en la azotea. A veces en las veterinarias o tiendas para mascotas ponen letreros con los datos de las personas que los regalan o ellos los tienen en exposición. Con los veterinarios puede que te cueste una cantidad pero ya te lo darán desparasitado y/o su calendario de vacunación completo.

Cuando se escoge un gato criollo, estos podrán reaccionar de diferentes maneras con su nuevo dueño: algunos siempre serán inquietos mientras otros se quedan muy afectuosos, dependientes y, sobre todo, agradecidos.

Lo que sí se puede esperar de un gato criollo, es que actúe como un gato, o sea, su higiene, instintos y entrenamiento serán similares a los de cualquier otro gato, ya sea de raza o no.

Hay de colores para todos los gustos: Negros, blancos, amarillos, jaspeados, bicolores, tricolores y hasta cuatricolores, grises, de ojos amarillos, verdes y azules, etc.

Foto: