Línea Nacional 018000 527 111

Sollamascotas

Nutrecan, Sabuesos, Q-ida Can | Nutrecat, Smart, Q-ida Cat

KOMONDOR

La característica principal de esta raza de origen húngaro, se halla en su capa con pelos que le dan aspecto afelpado y que forman una especie de cuerdas. Por este motivo, no se adapta a vivir en el interior de las casas donde además, podría crear problemas de limpieza. Prefiere hacerlo al aire libre, sin importarle las inclemencias del tiempo, donde desarrolla perfectamente sus funciones de perro de guardia y de pastor, demostrando en ambos casos, optimas aptitudes.

 

Su directo antepasado es el Mastín tibetano y, su estabilización en tierra Húngara, se debe a las invasiones de pueblos orientales que llevaron consigo perros que, entonces, eran también empleados para el combate.

 

En Hungría, por su excepcional resistencia, ha sido utilizado durante siglos como perro  pastor para las grandes manadas, mostrándose particularmente atento en las horas nocturnas durante las cuales pueden presentarse feroces depredadores. Aunque se trata de una raza muy antigua, su estándar muy preciso y detallado, fue redactado en 1920, año a partir del cual comenzó a hacer su aparición en las exposiciones caninas internacionales.

Es un perro de gran tamaño cuya alzada a la cruz mínima es de 65 cm. pero que a veces llega a los 80 cm., y su peso de 55 a 60 kg

 

Su principal característica la constituye una capa completamente blanca que, con el pasar del tiempo, se alarga y se afelpa en apretadas cuerdas que cubren todo el cuerpo.

El pelo es duro, con abundante subpelo y cuando el perro es joven, no tiene aún su aspecto de cuerda y es blanco, de modo que el cachorro se asemeja a un pequeño oso. Con el pasar del tiempo, el pelo se alarga, comenzando un lento proceso durante el cual se va afelpando, y que se completa en la plena madurez del perro.

Foto: