Línea Nacional 018000 527 111

Sollamascotas

Nutrecan, Sabuesos, Q-ida Can | Nutrecat, Smart, Q-ida Cat

SIAMES

Foto tomada de: www.gatosdelalinea.com

Los gatos siameses están considerados como una de las razas más elegantes y estilizadas que existen. Las líneas finas y alargadas de su cuerpo son rasgos característicos de esta raza. El pelaje del gato es Corto, Sedoso y Suave. Ojos almendrados siempre azules, orejas grandes en forma de triángulo. Cuerpo alargado bien definido y pelo corto, denso y sedoso. La característica básica del siamés es la coloración oscura del hocico, orejas,  extremos de las patas y cola. El color es sólido y al nacer no se aprecian las partes oscuras, las cuales van apareciendo desde los 10 días hasta los dos meses.

Convivir con un gato siamés es toda una experiencia. Y es que, además de poseer un humor y energía inagotables, estos animales aportan una gran distracción a sus dueños ya que son celosos, protectores y tienen una gran personalidad. Es un gato muy activo y sociable, y por su carácter, no es una raza indicada para personas que se ausenten continuamente de su casa. Compañero inseparable, este “perro” con piel de gato, le encanta interactuar con las personas y correrá tras el primer bollito de papel que se le tire, y lo traerá a nuestras manos, esperando que se lo sea tirado nuevamente.

El gato Siamés es una de las razas más inteligentes. Son muy afectuosos con sus dueños y poseen un carácter muy fuerte. Nunca estarán sometidos, mostrando su descontento ante situaciones que no son de su agrado si bien con una mínima educación se mostrarán bastante sumisos. Su comportamiento está muy ligado a las personas, ya que es muy afectuoso, algo que suele demostrar con frecuencia a sus amos. Es un gato muy sensible, bastante nervioso y posee una gran personalidad. Además de tener un humor inagotable, es bastante celoso y muy exigente. Su maullido es característico de esta raza, ya que es muy ronco.

Lo ideal es no adoptar un gatito siamés antes de los tres meses de edad, porque es conveniente que esos tres primeros meses los pasé junto a su madre y sus hermanos. Ésta es una buena garantía para que el comportamiento de nuestro siamés cuando sea un gato adulto sea sano y equilibrado. Los gatos siameses tienen una necesidad imperiosa de actividad física para mantener su bienestar físico y para conservarse delgados. Sin embargo, es una raza que debe ser educada con firmeza para que comprenda sus limitaciones. De lo contrario los siameses pueden convertirse en los dueños de la casa y hacer destrozos en cortinas, sofás o armarios.

Las diferencias físicas y psicológicas entre sexos en la raza siamesa son los mismos que en la mayoría de razas: el macho es más grande e impetuoso que la hembra, pero también más independiente. Las hembras son más dóciles y silenciosas. 

 

Foto: